List of good nutrients for the digestive system

Lista de nutrientes buenos para el sistema digestivo

El sistema digestivo tiene un papel importantísimo para el organismo humano, que no es más ni menos que el de preparar los alimentos para la absorción, de forma que puedan ser utilizados por todas las células del organismo. Es por esto, y mucho más, que es de vital importancia mantener una buena salud intestinal.

Para esto, es importante recordar que los elementos están relacionados entre sí y que cada uno de estos elementos es importante. Podríamos decir que la salud de nuestro sistema digestivo es debida a la suma de cada uno de ellos.

Finalmente, recalcar que, hay una serie de ingredientes con importantes implicaciones homeostáticas, o lo que es lo mismo, alimentos que nos ayudarán a regular nuestra salud intestinal.

Ácidos grasos

Los ácidos grasos son moléculas esenciales para el cuerpo humano debido a las implicaciones fisiológicas que desempeñan en el organismo.

Pero vamos a lo realmente importante, ¿qué ácidos grasos son beneficiosos para el cuerpo humano?

Omega-3

Los ácidos grasos omega-3, son un tipo de grasas poliinsaturadas esenciales debido a que el cuerpo humano no las puede producir. Por lo tanto, únicamente las podemos consumir a través de la dieta. Estos ácidos protegen el sistema cardiovascular y el nervioso.

En el sistema cardiovascular puede ayudar a mejorar la circulación y transportar mejor los nutrientes a todo el sistema corporal, manteniendo una correcta homeostasis.

Se encuentra en el pescado azul y los aceites vegetales como el de girasol y el de colza. También en los frutos secos como el lino, las nueces y la chía, que proporcionan ácido alfa-linolénico, un tipo de omega-3.

Omega-6

Los ácidos omega-6 son grasas poliinsaturadas, esenciales para la salud porque, al igual que los ácidos omega-3, el cuerpo no puede producirlas. Para poder beneficiarnos de sus múltiples virtudes, tenemos que consumir carnes rojas y de aves, huevos, frutas secas y aceites vegetales como, por ejemplo, el de colza y el de girasol.

Cabe recalcar que, los omega-6 suelen interactuar con los omega-3 para potenciar su efecto. Eso sí, el consumo de grandes cantidades de omega-6, puede tener efectos inflamatorios favoreciendo el desarrollo de diversas enfermedades, tales como la artritis, la osteoporosis o la obesidad.

Omega-7

Otro ácido importantísimo para nuestro sistema digestivo, el omega-7. Se encuentra en el aceite esencial del arbusto de espino amarillo y en la nuez de macadamia. Está presente en todo el organismo, pero con frecuencia más alta en el hígado.

Se le adjudican diversos beneficios, destacando el de recuperación de la mucosa intestinal, puesto que la hidrata consiguiendo un efecto calmante a nivel gastrointestinal. También es bueno para el corazón, regulando los niveles de colesterol.

Omega-9

Esta familia de ácidos grasos, normalmente se encuentra en las grasas vegetales y animales. Es un grupo compuesto por seis ácidos diferentes, el más conocido de todos ellos, el ácido oleico, que se encuentra en gran concentración en el aceite de oliva.

El aceite de oliva es único por su alto contenido en grasas monoinsaturadas que contribuyen a reducir las enfermedades coronarias y la diabetes. Se ha comprobado que aumentan el nivel de colesterol HDL y disminuyen el nivel de colesterol LDL, facilitando la eliminación de la acumulación de placas en las paredes arteriales, que pueden ser la causa de un ataque cardíaco o de un accidente cardiovascular.

Ajo añejado

El extracto de ajo añejado se obtiene mediante un proceso natural de añejado que dura unos 20 meses, con múltiples controles de calidad. A través de este proceso se favorece la modificación de algunos componentes del ajo crudo que resultan desagradables y, que pueden ser irritantes para el sistema digestivo.

Además, contiene compuestos organosulfurados que ayudan a la función hepática y contienen una acción antioxidante. A parte de las implicaciones a nivel digestivo, también contribuye en otros sistemas corporales, como por ejemplo, el circulatorio, el inmune y en funciones globales como neutralizar los radicales libres a modo de potente antioxidante.

Finalmente, el ajo añejado también ayuda a reforzar las defensas y a proteger el hígado.

Alga chlorella

Chlorella pyrenoidosa es un alga unicelular que puede unirse a metales pesados como el arsénico, el cadmio o el mercurio, para eliminarlos. Sin embargo, no realiza el mismo proceso con minerales esenciales como el calcio, manganeso o zinc. Podríamos decir que esta alga es un potente detox intestinal.

Jengibre

Este ingrediente ayuda a estimular la secreción de saliva y jugos gástricos. Favorece la función gastrointestinal y el movimiento del alimento en la parte superior del tracto digestivo, así como a la secreción de las enzimas digestivas del páncreas. También relaja el estómago previniendo náuseas y mareos.

Por si esto no fuera poco, el jengibre interviene en el sistema circulatorio contribuyendo a mejorar la circulación sanguínea e impidiendo la coagulación de la sangre.

A parte de estos siete elementos que hemos mencionado en el artículo, también hay que tener en cuenta las enzimas digestivas, que nos ayudan a digerir la comida para que pueda ser absorbida a través de las paredes del intestino delgado al torrente sanguíneo; los prebiótiocos y los probióticos, que nos ayudan a mantener nuestra flora intestinal en buen estado y, como consecuencia, a disfrutar de una buena salud digestiva.

 

Comparte:

Deja un comentario

Some comments will be answered privately by a matter of confidentiality of personal data.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.