digestiva
digestiva

Nuestro sistema digestivo se encarga del proceso de digestión, que sirve para convertir los alimentos en energía.

A veces puede surgir algún malestar puntual como acidez, reflujo, nauseas, vómitos, diarrea, estreñimiento, gases etc. Esto puede ser ocasionado de forma puntual por una comida copiosa, cambio de hábitos, algún alimento en mal estado, entre otros. Ahora bien, si estos síntomas no son pasajeros y persisten en el tiempo, puede ser indicativo de algún desequilibrio.

El equilibrio de nuestro sistema digestivo es de vital importancia para nuestro bienestar global. Un mal funcionamiento puede influir en nuestro sistema de defensas, estado de ánimo, entre muchas otras cosas.

Productos
Productos

LOS OTROS PRODUCTOS DE NUESTRA LÍNEA DIGESTIVA

Sikapur

Vitadigest®

enzymes

Tres cepas bacterianas presentes en el intestino humano y cuatro enzimas digestivas (lipasa, lactasa, proteasa y amilasa).

¿Cuándo utilizarlo?
  • Digestiones pesadas
  • Gases e hinchazón
  • Acidez
  • Estreñimiento crónico o puntual
¿Cómo funciona?

Las enzimas presentes en el cuerpo humano favorecen la digestión y las bacterias presentes en el intestino humano ayudan a absorber los nutrientes correctamente

Vitadigest®

Kids

Vitadigest®

one per day

Elaborado a base de tres cepas bacterianas

¿Cuándo utilizarlo?
  • Toma de algunos medicamentos
¿Cómo funciona?

En ocasiones la flora gastrointestinal se desequilibra, es por eso, que se recomienda tomar alimentos ricos en cepas bacterianas

Kyo·Dophilus
TODO SOBRE LA SALUD DIGESTIVA

Resuelve todas tus dudas

TODO SOBRE LA SALUD DIGESTIVA

La acidez no es más que un exceso de secreción del llamado ácido clorhídrico y el reflujo es el retorno del contenido gástrico hacia el esófago. Vulgarmente decimos "que nos sube la comida".

Es normal experimentar estos síntomas en algún momento de nuestra vida, como causa de la cantidad de comida, picantes, cítricos, salsas, fritos, etc. Si el problema persiste y es habitual, deberíamos consultar un médico, puesto que puede tratarse de problemas más graves como una hernia de hiato, por ejemplo.

Hay distintos tipos de antiácidos, pero todos tienen en común que su efecto se nota casi al instante. No obstante, abusar de ellos puede acarrear algunos problemas, desde flatulencias, diarreas, estreñimiento hasta problemas para absorber algunos nutrientes.

Lo más indicado es consultar con tu médico de confianza para que valore tu caso de forma individual.

Las náuseas y vómitos son un mecanismo de defensa del cuerpo para expulsar agentes tóxicos, químicos o biológicos.

Se pueden desencadenar por alergias o intolerancias alimentarias, gastroenteritis, intoxicaciones alimentarias, reflujo gastro-esofágico, medicamentos, vértigos, embarazos, migrañas y cólicos.

La diarrea es un incremento de la frecuencia y cantidad de deposiciones. Los desencadenantes pueden ser alimentos en mal estado, intolerancias alimentarias, medicamentos como antibióticos o laxantes e infecciones víricas o bacterianas.

Tener diarrea no debería ser algo habitual ni recurrente, por lo que si es así, deberías estar atento y consultar con un profesional sanitario. Si es puntual puede ser consecuencia de un alimento, infecciones o por la toma de medicamentos.

En estos casos, se suele recomendar la toma de probióticos a base de cepas bacterianas, que nos ayude a repoblar la flora intestinal beneficiosa, además de algún complemento que nos ayude a eliminar el patógeno o alimento que nos ha ocasionado el malestar. Uno de los más eficaces es el gel de sílice, un ingrediente natural altamente eficaz en estos casos, puesto que adsorbe lo que nos está ocasionando la molestia y lo elimina y lo elimina del cuerpo.

Si la diarrea persiste en el tiempo o se repite habitualmente, podría ser consecuencia de una intolerancia alimentaria, entre otras cosas.

El estreñimiento, es la disminución de la frecuencia y cantidad de deposiciones. Se puede dar por dietas inadecuadas y pérdida de hábitos intestinales, trastornos del esfínter anal y medicamentos como antiácidos, antidepresivos, antihistamínicos y mórficos.

Los cambios de dieta, así como el estrés que ocasiona el hecho de viajar, pueden provocar estreñimiento, por lo que, para evitar este tipo de problemas, se recomienda mantener al máximo los hábitos alimenticios y las rutinas en la medida de lo posible.

El origen de los gases está producido por la ingesta de aire, la ingesta de algún alimento en mal estado o la fermentación de comida en el intestino.

Tener gases de forma constante es una señal de que la digestión no funciona correctamente, por lo que se recomienda ir a tu médico de confianza para que evalúe lo que está sucediendo.

Si tenemos gases de forma habitual, lo importante es que consultemos con nuestro médico para que nos indique cuál puede ser su origen y el posible tratamiento. Si el problema es puntual, lo importante es eliminar del cuerpo aquello que nos ha generado el gas. El gel de sílice, es un ingrediente natural altamente eficaz en estos casos, puesto que adsorbe lo que nos está ocasionando la molestia y lo elimina del cuerpo.

En el caso que el problema sea más persistente, normalmente se recomienda utilizar probióticos a base de cepas bacterianas con enzimas digestivas para regular la flora intestinal y ayudar al cuerpo a digerir la comida correctamente.

¿Te has quedado con dudas?
¿Te has quedado con dudas?
¿Dónde comprar?
¿Dónde comprar?

Puedes encontrar nuestros productos en tu farmacia de confianza o en tu tienda online habitual.