Fotoprotección oral

¿Por qué usar un fotoprotector oral para proteger la piel del sol?

Seguro que ya habrás oído una infinidad de veces aquello de que el mejor tratamiento antiaging es proteger la piel del sol los 365 días del año. Las japonesas y las coreanas nos llevan años de ventaja y lo tienen totalmente incorporado en su rutina de belleza.

Una piel cuidada bonita y cuidada es símbolo de belleza y juventud, por eso, su cuidado ha sido uno de los temas ha obsesionado a nuestra sociedad a lo largo de los años, en cuanto a cuestiones de belleza se refiere.

A parte de todas las connotaciones estéticas, la piel es símbolo de salud y representa nuestra primera barrera de defensa. Además, es el órgano más grande de nuestro cuerpo y se divide en tres capas (de fuera a dentro): Epidermis, Dermis e Hipodermis. Todas son importantes, no solo porque aportan estabilidad y estructura, sino también porque contienen células inmunes y de protección.

Aunque las lesiones se perciben a niveles superiores, el 90% del daño ocasionado a la piel se da en las capas más internas.

¿Qué ocurre con el sol?

A lo largo del día los rayos de sol penetran en nuestra piel innumerables veces, algunas sin ni siquiera ser conscientes de ello. Hay un sinfín de situaciones en las cuales no somos conscientes, pero nos estamos exponiendo directamente al sol y, por lo tanto, nutriéndonos de todos sus beneficios, pero también de sus efectos negativos.

Seguro que ya habrás experimentado todos los efectos positivos del sol, a parte del aporte de vitamina D, refuerza nuestro sistema inmunitario, nos previene de enfermedades cardiovasculares y, además, nos aporta alegría y felicidad.

¿Qué problemas puede ocasionarnos el sol y cómo evitarlos?

Como decíamos, el sol puede ocasionarnos algún que otro problema si no lo tomamos con precaución, desde alergia o sensibilidad solar, manchas, quemaduras o sequedad.

Alergias

En la piel tenemos unas células llamadas de Langerhams, que son las que defienden a nuestra piel de agresiones externas al relacionar todas las capas entre sí y con el sistema inmune. Una radiación continua hace que estas células sean más reactivas y se produzcan reacciones alérgicas tales como ronchas, picores, rojeces, etc.

¡Ojo! El daño es acumulativo por lo que la alergia al sol empeora con cada exposición.

Manchas

La exposición solar hace que generemos melanina, el problema es que cuando esta sustancia se genera de manera localizada (por edad, cambios hormonales, etc.) surgen las temidas manchas.

Aunque veamos las manchas en la superficie, estas se están generando en las capas más internas de la piel. Si los melanocitos, que son las células que generan esta sustancia, se activan mucho, puede producirse una mutación en su interior y aparecer un melanoma.

Quemaduras

La exposición a la radiación UV-A provoca un daño en la piel que se suele neutralizar gracias a la melanina (por eso nos ponemos morenos). Los fototipos claros, que generan menos melanina, son más propensos a quemarse porque no neutralizan bien esta radiación.

Una quemadura hace que la piel pierda su efecto barrera y sea más propensa a presentar daños de tipo crónico, como rojeces, descamación y pérdida de agua.

¿En qué puede ayudarnos un fotoprotector oral?

Tal y como hemos dicho, de forma diaria deberíamos proteger nuestra piel con un fotoprotector tópico. El problema es que la crema solar solo nos protege de las capas más externas y, además, en la mayoría de las ocasiones, no la aplicamos adecuadamente ni la vamos renovando a lo largo del día.

Un fotoprotector oral nos ayudará a estar protegidos desde el interior y potenciará los efectos de nuestra crema solar.

OlioVita Protect, contiene polifenoles de pomelo y romero, que son altamente antioxidantes y lo que harán será combatir el daño oxidativo que produce el sol en nuestro organismo. Recuerda que cuando los rayos de sol impactan en nuestra piel, se producen una gran cantidad de radicales libres, por eso, la ingesta de una gran cantidad de alimentos antioxidantes, nos ayudará a mejorar los efectos negativos del sol.

A su vez, OlioVita Protect, contiene aceite de espino amarillo que, gracias a su composición, muy rica en omega-7, es altamente nutritivo, hidratante y regenerador, lo que nos ayudará a mantener las capas más internas de nuestra piel en perfectas condiciones.

Finalmente, también contiene vitamina D, puesto que su aporte es muy necesario para el organismo y como consecuencia del estilo de vida y la fotoprotección tópica, hay un déficit importante en nuestra sociedad.

Únete al Club del Dorado y #protegetupieldelsol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Open chat
Need help? From 08:30h - 18:00h here